Mientras que en Wall Street y muchos políticos continúan su discusión sobre si EEUU está oficialmente en una recesión, la mayoría de las industrias están sintiendo la situación económica. El entorno hace que los ejecutivos empresariales de los diferentes mercados verticales hayan tenido que hacer recortes en los planes de expansión. Pero incluso cuando las organizaciones ponen sus en los presupuestos para realizar recortes, hay un área en la cual las compañías no pueden dejar de invertir: BPM (Business Process Management)

Es que las soluciones BPM otorgan a las empresas las herramientas necesarias para realizar la mejora continua de los procesos de sus operaciones y así dar respuesta a los cambios del mercado. Esta flexibilidad, de utilidad incluso en los tiempos económicos más prósperos, es particularmente vital en los períodos en que las organizaciones necesitan realizar grandes cambios de forma rápida para mantener su competitividad. Además, los sistemas BPM se vuelven aún más eficaces cuando están funcionando con una arquitectura orientada al servicio (SOA), que suministra un entorno de desarrollo para crear y coordinar procesos individuales y así dar soporte a operaciones más grandes.

Por admin