El BPM Institute realiza en este documento una reflexión sobre qué aporta la tecnología de BPM a la Administración Pública y cómo ya se está utilizando en ella. Se plantea la gestión de procesos de negocios aplicada no sólo a actividades internas sino a procesos en los que participan activamente colaboradores y los propios ciudadanos, traspasando los firewall de las entidades públicas.

Solicitudes de permisos, de becas y subvenciones, pago de impuestos, registros de coches, etc., son algunos de los procesos en los que la utilización del BPM es clave para proporcionar a los ciudadanos servicios similares a los del sector privado. El poder comprobar y asegurar la correcta recopilación de información y la seguridad de la misma a lo largo del proceso de vida de las diversas gestiones, siendo posible la colaboración entre distintos organismos, potencian la implantación del BPM en la Administración Pública, según los autores de este artículo.

Por admin