La mejora de procesos y de los servicios orientados al ciudadano es una de las principales prioridades en los departamentos TI del sector público para la puesta en marcha del eGobierno, según concluye un estudio elaborado por la firma independiente Vanson Bourne a petición del proveedor de componentes software y servicios ILOG.

Dicho informe demuestra que para lograr la mejora de sus procesos y su enfoque en el ciudadano, los responsables de TI tienen la intención de invertir de manera importante en tecnologías para la gestión de los procesos de negocio (BPM), CRM y en arquitecturas orientadas a servicios (SOA).

La encuesta fue realizada a 100 responsables de la toma de decisiones en TI del sector público inglés. El estudio de Vanson Bourne analiza las principales estrategias TI de la administración en el Reino Unido y sus actitudes frente a temas clave para la gestión TI en este sector (el enfoque en el ciudadano, SOA o cómo hacer frente a los cambios).

Los principales hallazgos del informe destacan las siguientes tendencias para la inversión en TI:

– La mejora del servicio es el principal objetivo del sector público (82%), por delante del cumplimiento del plazo en el establecimiento del e-Gobierno para el 2005 (70%).

– Como principales objetivos TI destacan la optimización de procesos de negocio (55%) y el enfoque más efectivo de los sistemas informáticos en el ciudadano (53%).

– BPM (63%), CRM (57%) y los servicios web/SOA (54%) son las tres prioridades de inversión en TI más importantes para el sector público.

– Dos tercios de las organizaciones implementarán aplicaciones SOA, la mayoría de ellas en los próximos dos años.

Las conclusiones del estudio, referentes a los problemas operacionales de TI en las organizaciones revelan que la administración lucha por garantizar la conformidad con los cambios normativos y legislativos. La mayoría (73%) de los encuestados declara que sus sistemas de operación están completamente o mayoritariamente relacionados con estos cambios.

El alto coste de la adaptación a los cambios normativos

El estudio revela que los organismos públicos luchan para hacer frente a un enorme volumen de cambios relacionados, sobre todo, con la regulación y la legislación. La mayoría de los encuestados (69%) señala que ha tenido que modificar de manera importante y casi cada año sus políticas, debido a los cambios legislativos o normativos. El 63% de los encuestados afirma haber necesitado más de tres meses para la actualización de sus sistemas. Más aún, el 70% de los entrevistados reconoce que mantener la lógica del negocio, que debe corregirse continuamente para reaccionar a todos estos cambios, supone una carga significativa para sus organizaciones.

El estudio también identifica otros desafíos a los que se enfrentan los departamentos TI del sector público. Los responsables de estos departamentos declaran estar interesados en implantar políticas de negocio coherentes para toda la organización, un asunto de gran importancia para el 86% de ellos.

De forma similar, el 70% de los encuestados afirma que existe una necesidad definida dentro de la organización de proveerse de políticas auditables y trazables, resaltando el hecho de que las organizaciones del sector público están afrontando niveles similares de carga para cumplir con las disposiciones al igual que en el sector privado. La implementación coherente de las políticas y su carácter auditable y trazable, resultan funciones clave de los BRMS.

Según Etienne Bertrand, director general de ILOG en España, los resultados de este estudio realizado en el Reino Unido coincide con las necesidades que la empresa que dirige ha detectado en este país.

Por admin