Implantar SOA tiene ventajas inherentes: flexibilidad, componentes reciclables e interoperabilidad que han sido bastante bien publicitados; por otro lado la dificultad de gestionar y controlar las múltiples fuentes de datos que se interrelacionan combinando y compartiendo información al tiempo que son actualizadas constantemente por sus creadores y usuarios aún queda por explicarse del todo.

En este documento P.J. Jakovljevic escribe acerca de cómo domar al “monstruo” de información que se genera al usar SOA en una empresa.

Por admin