Grandes y medianas empresas de todos los sectores han dado ya sus primeros pasos hacia SOA (Arquitecturas Orientadas a Servicios) como paradigma de plataforma corporativa. SOA responde a la promesa de integración y reutilización de aplicaciones, simplificando su desarrollo y facilitando la compartición de procesos empresariales con terceros. A su vez, ayuda a reducir costes, obtener mayor eficiencia y responder a los cambios de forma rápida y precisa.

No obstante, diseñar una Arquitectura Orientada hacia los Servicios no resulta sencillo. Progress Software, proveedor líder de software de infraestructura para desarrollar, implantar, integrar y gestionar aplicaciones de negocio, propone a través del artículo que aquí se adjunta diez consejos a considerar a la hora de decantarse por este modelo.

Acceda al artículo completo en castellano a través del archivo adjunto.

Por admin