El documento que les presentamos trata sobre las metodologías de desarrollo de software que favorecen la agilidad, entendida como la capacidad de una empresa para adaptarse al cambio constante y maximizar los beneficios. Se distinguen dos tipos de agilidad: el nivel de conciencia de los cambios que suceden alrededor y el coeficiente de innovación, que refleja el porcentaje de ideas que consiguen ponerse en práctica en una organización.

El informe detalla varios pasos simples para que las organizaciones ganen en agilidad y explica las metodologías más comunes y eficientes para reaccionar con rapidez y de forma acertada a los cambios. Además, el documento incorpora un caso de estudio de una empresa del sector de las telecomunicaciones.

Por admin