Aunque el concepto de proceso de negocio existe hace décadas, el origen de la tecnología BPM podemos situarlo en los años ochenta con la aparición del PC. El Business Process Management de hoy nace de la necesidad de agilizar los procesos internos y conectar las tareas tanto externas como internas en nuestra organización.

Este documento analiza estas tecnologías desde una perspectiva que abarca no sólo el presente sino también el pasado y el futuro. El texto pretende analizar los beneficios que el uso de estas tecnologías pueden aportar a una organización, incidiendo en el conocimiento de los elementos básicos que debemos considerar a la hora de poder comprender que tipo de BPM necesita nuestra empresa.

Por admin