En relación a las ventas de licencias de software en general, el último trimestre generaron 75 millones de euros, un 11% más respecto al año anterior (69,6 millones de euros). Si sumamos que los ingresos por mantenimiento se mantuvieron estables, el resultado es que, en general, los ingresos del grupo crecieron este trimestre hasta los 169 millones de euros, un 5% más que en el mismo periodo de 2010, cuando fueron de 166,2 millones.

El fuerte aumento de los ingresos por licencias BPE sobrepasó la reducción en las ventas de Enterprise Transaction Systems (ETS), que pasaron de 88,2 millones el tercer trimestre del año pasado a 79 millones en 2011. La empresa atribuye este decrecimiento a la estabilización de las ventas en Brasil, donde los últimos años estas soluciones habían crecido de forma espectacular. 

Por admin