Accident Compensation Corporation (ACC), el organismo estatal similar a la Seguridad Social española que se ocupa de cubrir en Nueva Zelanda las bajas y compensaciones por accidentes laborales, ha realizado una implementación piloto de la tecnología de BPM del fabricante irlandés FINEOS para mejorar su eficiencia al procesar las reclamaciones que tramita y que cubren tanto a ciudadanos de este país como a residentes temporales y visitantes.

El despliegue inicial cuenta con un total de 400 usuarios a lo largo de toda Nueva Zelanda. Durante la primera semana, el proyecto denominado internamente EOS fue capaz de procesar sin incidentes de manera eficiente más de 2.000 nuevas reclamaciones.

Si le interesa ampliar esta noticia, pinche aquí.

Por admin