Lee Chang Yung (LCY), empresa química de Taiwán reconocida por Forbes como una de las 200 compañías públicas de Asia más importantes, ha implantado la solución BPM de Ultimus, fabricante con presencia en España, para procesar de forma automatizada su servicio de atención a consultas de clientes, que anteriormente desarrollaba manualmente basándose en el uso de documentos en papel.

LCY tiene como principal actividad la producción y distribución de productos químicos como el metanol, ácido fórmico, ácido acético, gasoleo y otros. Antes de implantar Ultimus BPM, su equipo de ventas recibía las consultas de los clientes y las dirigía a los distintos departamentos de la compañía mediante soporte papel de forma manual. Este método era ineficaz pues muchas veces se colapsaban las gestiones o se entregaban a áreas equivocadas, originándose un tráfico confuso de éstas, y se tardaba mucho tiempo en contestarlas.

Ultimus BPM ha permitido que las consultas se procesen más rápidamente proporcionando una mayor eficiencia en la organización pues se dirigen al lugar adecuado en el momento adecuado. En LCY valoran también la capacidad que tienen ahora de visionar cómo se realiza esa distribución automática de procesos, además de destacar el ahorro económico logrado con su implantación y la obtención de un ROI completo. El éxito en este proceso ha sido tal que planea expandir la tecnología de Ultimus a otros procesos, como la fijación de precios y la gestión de pedidos.

Enlaces relacionados:

Ultimus

LCY

Por admin