Una de las responsabilidades de la Dirección General de Tráfico es imponer multas o sanciones derivadas de la comisión de infracciones. El proceso de una sanción implica varias etapas que a su vez dependen de varios departamentos: redactar, registrar y publicar las notificaciones, recibir y capturar las evidencias y recoger las multas.

Con Interstage Business Process Manager, dirigir el archivo de la Dirección General de Tráfico se ha vuelto menos complejo, más automatizado y lo más importante, los ciudadanos españoles disponen de una visibilidad en el proceso de las sanciones que antes carecían.

Por admin