Según la compañía, el hecho de disponer de una misma arquitectura de captura, puede ayudar a las empresas a reducir los costes de operación, agilizar los procesos, aumentar la calidad de la información, mejorar el servicio a los clientes, ganar una ventaja competitiva y facilitar el cumplimiento regulatorio.

Por admin