El fabricante de soluciones de BPM Global 360, con presencia en España, ha detectado que un gran número de compañías están haciendo copias ilegales de su software de imágenes OCX. Ante esta situación, aboga por las buenas prácticas en el uso de licencias y recuerda que las empresas que realizan estas acciones se sitúan en una posición de alto riesgo ante auditorías y el cumplimiento de normas como la Ley Sarbanes-Oxley.

El software OCX de Global 360 está integrado en Windows 2000, sin embargo no está disponible para los usuarios de Windows 2003. Cuando las empresas migran de Windows 2000 a Windows XP, un gran número de compañías, especialmente las blue chips o grandes empresas, están copiando el software de imágenes de Global 360 y usándolo en Windows XP. Valga como ejemplo que un solo cliente ha reconocido haber realizado copias a 20.000 usuarios.

Global 360 incide en que este uso indebido de sus productos repercute también en una merma de los servicios a los clientes ya que las empresas que lo hacen se exponen a interrupciones en el rendimiento de éste pues no están utilizando el software adecuado.

Para solventar esta situación, el fabricante tiene pensado ofrecer soluciones como introducir registros proactivos cuando se actualizan las plataformas o incluso los vendedores ofreciendo actualizaciones gratis en nuevas versiones de software. De esta manera, se ayudaría a los empresas a evitar que caigan fuera de la ley y a la vez se protege el negocio de los desarrolladores de software y las grandes inversiones del mercado en este área.

Por admin