El equipo de Fórmula 1 de Renault ha implementado un sistema de BPM que le permite hacer un seguimiento de los fallos que van surgiendo a lo largo de las carreras en sus coches vinculándolos con los procesos de diseño y fabricación para ver su razón de ser y, así, poder identificarlos y solucionarlos rápidamente.

La pretensión de Renault es extender las capacidades de este sistema e incluir en él una gestión completa del ciclo de vida del producto (PLM), además de interfaces de usuario adicionales.

Si le interesa ampliar esta información, piche aquí.

Por admin