Según expone el autor en el artículo «el Business Process Management, con sus enfoques evolucionados y sus tecnologías de punta, se ha consolidado como el elemento clave para proveer a las organizaciones la agilidad y flexibilidad necesaria para responder de forma rápida a los nuevos cambios y oportunidades de mercado.

Para organizar, llevar a cabo, y culminar exitosamente un proyecto BPM, se requiere de una metodología, técnicas formales y comprobadas, y unas herramientas de apoyo. Además, un proyecto BPM tiene un enfoque muy distinto a un desarrollo tradicional, y de esta forma se requieren de métodos y técnicas de trabajo orientadas a procesos, recursos y reglas de negocio, que asegure la calidad, cierre la brecha entre negocio y sistemas, y a su vez acelere las primeras etapas de un proyecto BPM.

El BPM/RAD es un método de trabajo aplicado a las fases de análisis y diseño de BPM, el cual ofrece ahorros significativos de tiempo y costes, aumenta y asegura la calidad de los modelos y diseños, y asegura la gestión del cambio en la organización».

Por admin