Después de varios años de grandes inversiones en tecnología, muchas empresas muestran sus dudas sobre la capacidad de las TI, y sobre los proveedores y asesores tecnológicos que les dan soporte, para proporcionar los beneficios que prometen.

Muchos de estos requerimientos son impulsados por la demanda de procesos empresariales nuevos o mejorados. El aumento de la calidad en el servicio de atención al cliente, el lanzamiento de nuevos productos al mercado y la reducción de los costes han posicionado la tecnología para la automatización de los procesos empresariales y su gestión eficaz como la prioridad principal.

Este nuevo enfoque ha sido denominado Gestión de procesos de negocio (del inglés Business Process Management, BPM). BPM (Business Process Management) se refiere a la realidad de que los procesos empresariales son complejos, dinámicos y entrelazan a toda la organización y hasta a sus socios y clientes. BPM es la respuesta para automatizar y gestionar de forma eficaz los procesos multifuncionales que necesitan un nuevo enfoque y unas herramientas de soporte que reflejen esa realidad.

Por admin