Muchas organizaciones recurren a la Arquitectura Orientada al Servicio (SOA) para proporcionar mayor flexibilidad a su organización de cara a los cambiantes requisitos de desarrollo y a complejos y heterogéneos ambientes de la tecnología de la información (IT). La SOA se está volviendo una práctica extendida pero las empresas no se pueden dar el lujo de escoger entre funcionamiento y flexibilidad, de tal suerte que, el reto real al usar nuevo software consiste en garantizar que cumpla con las expectativas predefinidas, sólo así se puede recolectar información con certeza.

Para leer el documento completo en inglés descargue el archivo adjunto

Por admin