Los pasos de aplicación son tareas dentro de la gestión de procesos de negocio (BPM) que son llevadas a cabo por otras aplicaciones sin intervención humana y algunos analistas se refieren a esos pasos como procesamiento directo (STP) ya que no requieren que un humano se involucre. Un proceso de negocio compuesto únicamente de pasos de aplicación es comúnmente llamado proceso STP y al no necesitar intervención humana una empresa puede obtener un máximo retorno de inversión (ROI) al utilizar procesos STP lo más posible.

En el documento que presentamos a continuación encontrará una descripción de los pasos de aplicación y cómo pueden ayudar a obtener un máximo ROI de dichos procesos.

Por admin