Los negocios ya no pueden darse el lujo de sólo “echar más recursos» en un SOA para mejorar su funcionamiento. La gestión del rendimiento se ha desarrollado en una actividad multidisciplinaria, al requerir de los negocios investigar un abanico amplio de problemas más allá de los recursos atascados. La colaboración es imprescindible para superar los desafíos de SOA asociados a arquitectura, a los cambios de software, a la calidad del código y a los cambios de proceso en uso del servicio.

En el documento original encontrará ideas para gestionar y monitorear eficazmente los recursos de SOA.

Por admin