La primera impresión, en general, al enfrentarse por primera vez a BPM es que el Cliente de correo y el de flujo deberían ser uno, una idea entendible al tomar en cuenta que el correo electrónico es una interfaz sencilla para recibir, gestionar y enviar correos y si se unificara con el Cliente de flujo se manejaría prácticamente todo el trabajo desde una sola interfaz. Sin embargo, el tema en duda es la practicidad de esta unión; los clientes de flujo tienen una funcionalidad inherente que se vería restringida por una cópula de esa naturaleza. Para entender más sobre esto lea el documento original en inglés.

Por admin