Históricamente las organizaciones han integrado la información de sus diferentes sistemas usando propios protocolos que requerían de complicadas aplicaciones de conectividad o incluso de programación manual. Ese tipo de soluciones dificulta la flexibilidad exigida en los actuales entornos empresariales, por lo que las organizaciones están prestando más atención cada día a arquitecturas orientadas a servicios (SOA) y basadas en servicios Web.

Este documento describe la manera en la que una arquitectura SOA utilizada en servicios de integración y agregación puede permitir a las organizaciones con un elevado número de iniciativas de integración bajar los costes de éstas e incrementar su productividad gracias a una mejor reutilización de sus activos de desarrollo e información.

Por admin