Las herramientas de Gestión por Procesos suelen ofrecer como mecánica adicional la posibilidad de realizar ‘simulaciones’, es decir, hacer trabajar los procesos de manera virtual en escenarios imaginarios para poder conocer y cuantificar cualquier circunstancia que afecte a su ejecución. Estas operaciones deben dar luz sobre posibles cuellos de botella, sobrecargas, desigualdad en el reparto de los trabajos, excesivos tiempos, etc.


Existen dos maneras no excluyentes de llevar a cabo las simulaciones:
 
– Simulación Estadística, siendo la menos fiable, es la generalmente utilizada.
 
– Simulación Real, mucho más fiable, exige que la herramienta BPM permita modificaciones instantáneas del diseño de los procesos y que estas modificaciones sean inmediatamente ejecutables, sin necesidad de programación, tanto en los entornos reales como en los imaginarios.
 
Esta característica, que no está presente en prácticamente ninguna herramienta BPM, forma parte de AuraPortal.
 
Los BPM suelen requerir la intervención, en mayor o menor grado, de programadores o expertos técnicos para ejecutar las modificaciones en el diseño de los procesos, lo que hace imposible realizar pruebas de cada modificación de forma rápida y sencilla.
 
Con la Simulación Real, los resultados obtenidos son un fiel reflejo de lo que realmente ocurrirá cuando el proceso sea ejecutado en producción real y todo puede probarse de antemano, sin riesgo y con la máxima exactitud. Esta Simulación permite asegurar en un 100% que lo modelizado es lo ejecutado.

Por admin