Dentro de este mundo tan dinámico, las empresas siempre tratan de estar a la vanguardia tecnológica. Sin embargo, la mayoría se ven agobiadas por la gran inversión en los sistemas que ya tienen, y es un tanto difícil justificar o encontrar financiamiento para invertir en las tecnologías más modernas. Concretamente, en cuanto a tecnología de la información, existe una esperanza para este tipo de empresas. Se trata de la Arquitectura Orientada a Servicios (SOA), que junto con BPM pueden ofrecer ventajas estratégicas.

El artículo que publicamos a continuación describe cómo se llegó a la conclusión de que SOA y BPM pueden ayudar a las empresas. Se presentan desde los antecedentes y evolución de los sistemas de cómputo, y cómo se llega hasta los sistemas SOA y BPM y cuáles son sus ventajas para que las empresas logren una mayor productividad.

Acceda al artículo a través del documento adjunto

Por admin