Internet redujo los costes de inventario y distribución haciendo que vender productos muy específicos en nichos pueda ser un buen negocio. De manera similar, las Suites BPM están ayudando a poder cumplir ciertos requisitos de algunos nichos en áreas donde el software corporativo históricamente no han brindado respuesta. De esta forma, la automatización de todo tipo de procesos es más rentable y económica.

La frase «La larga cola» (The Long Tail) fue utilizada por primera vez por Chris Anderson en la revista Wired. Anderson observó que la demanda para productos de nicho con bajas ventas podía por momentos exceder la demanda de algunos productos muy bien vendidos. La teoría de “The Long Tail” también puede ser aplicada a la automatización y gestión de procesos según se describe en este artículo de Appian.

Acceda al artículo completo en inglés a través del archivo adjunto.

Por admin